Nuestra propia tinta (1)


Como podríamos hacer nuestra propia tinta ?
DSCF0010Primero tenemos que recurrir a las conocidas recetas históricas

Por ejemplo la primera receta de tinta que se conoce es del año 2.500 antes de Cristo . Era una receta sencilla, bastaba carbón negro pulverizado , que se mezclaba con agua y luego al final se le añade goma arábiga para mantener el carbón pulverizado en suspensión , para que no se depositase en el fondo del tintero

Ademas había que rascar los pergaminos para que la tinta fuera retenida, al añadirle goma arábiga , hizo que este problema se solucionase , la tinta ‘se pegaba’ al pergamino a pesar de no ser absorbente

DSCF00082.800 años mas tarde, en el año 300 despues de Cristo, alguien descubrió algo casi mágico, si se mezclaba cardenillo de cobre (oxido verde, de cobre) con agallas de roble, se obtenía una tinta marrón oscuro, casi negro , muy solida y estable , permanente total por la reacción con el colágeno presente aun en el pergamino

La tinta de ferrogálica, más tarde acabara quemando la superficie escrita, pero también los instrumentos utilizado, es decir resulta corrosiva y con el tiempo el pergamino acaba perforado , y exige severos trabajos de restauración ,pues fue utilizado por artistas como Leonardo da Vinci; Bach; Rembrandt y Van Gogh.
Ya en la época romana Plinio el Viejo , ) describía en su ‘Naturalis Historia’ (Historia Natural), un experimento para distinguir el peligroso cardenillo de cobre del sulfato de hierro , el primero era venenoso, el segundo era utilizado adulterando la formula para conseguir la misma tinta . No es tan peligroso pero tampoco es segura su manipulación . Estos productos se utilizaban mucho en el curtido de los cueros

11391329_968791433153829_2055933001291408452_nEsta tinta se llama tinta ferrogalica

Plinio no sabía explicar la reacción que se producía, pero en cambio describió el proceso perfectamente

Los químicos saben ahora que la tinta la produce la reacción química entre el catión de hierro (ferroso) y el ácido galotánico presente en las agallas de roble, de ahí el nombre ferro-gal-ica

Esta tinta se extendió mucho aunque no llegase a ser común, ya la encontramos por ejemplo en los Rollos del Mar Muerto
Así que con dos o tres productos conseguiríamos hacernos nuestra propia tinta .

Bueno, si lo ves difícil, y no te imaginas subiéndote a los robles de tu urbanización para conseguir agallas ni rascando los oxidados tejados de cobre de tus vecinos, tienes la sencilla solución de comprar todos los productos por correo postal , mezclarlos en tu casa y a los 7 días tendrás tu tinta ferrogálica histórica (eso si, las instrucciones están en alemán .. así que usa Google Translate para entenderlas)eisengallus-set-2-neu
La tinta de carbón funcionó bien en el papiro ya que se absorbe en la superficie de papiro donde se seca y se mantiene.

La ferrogálica cuando se utiliza en papiro también reacciona con la celulosa en el papiro. Sin embargo, esta reacción es también un problema, ya que quema el papel.
La receta de la tinta ferrogálica, mas conocida es la de Pietro Canepario, un veneciano, en su ‘De atramentis cuiuscumque generis’ (‘Todos los tipos de tinta’; publicado en 1619).

agrandy1-gallery

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s